Díaz, sobre el SMI: “Estamos discutiendo por 30 céntimos al día, me da un poco de tristeza”.

Díaz, sobre el SMI: “Estamos discutiendo por 30 céntimos al día, me da un poco de tristeza”.

La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ha afirmado que en el debate de subida del salario mínimo interprofesional (SMI) se está discutiendo por 30 céntimos de euro al día, según ha señalado en una entrevista a la SER.

“Me da un poco de tristeza. Creo que las empresas españolas lo pueden soportar, sobre todo porque justamente hay dinero público que las mantiene y hay otras empresas que van muy bien y que pueden soportar un incremento de 30 céntimos al día”, ha apostillado, tras apuntar que le parece que “se está dejando atrás a quienes más lo necesitan.

Así, ha dejado claro que siempre va a estar del lado de los más débiles, “que son los que no están acogidos a un convenio colectivo y que necesitan el SMI”.

“No los veo (a la patronal) combativos con este debate, porque saben que 30 céntimos al día es una cosa muy pequeña. Yo lo que tengo claro, y Unidas Podemos lo tiene claro, es el sentido común. Son 30 céntimos al día para trabajadores que más lo necesitan”, ha apuntado.

La titular de trabajo ha recordado, además, que al resto de los trabajadores se les va a aplicar a sus salarios una subida de convenio que oscila entre el 1,5% y el 1,8%.

“Sería inadecuado que un Gobierno que dice que no va a dejar a nadie atrás propicie recortes en materia de protección social. En 42 años de democracia española ningún Gobierno ha congelado el SMI. Solo lo hizo un presidente, Mariano Rajoy, en dos ocasiones, y lo hizo porque estaba en línea con una política de recortes y austeridad”, ha incidido.

No obstante, cree que los recortes y la austeridad “no es la línea” que hay que seguir y considera que “hay que proteger a los más débiles”.

Preguntada sobre qué opinaba de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, dijese ayer que hay que focalizar todo el esfuerzo en las empresas, Díaz ha destacado que Sánchez tiene razón y se han salvado a 550.000 empresas.

“No se discute que hay que salvar a las empresas. Hay que salvar a las empresas para salvar empleos, pero creo que mi posición es muy clara y que hay que ser coherente y defender a los más débiles. No puedo comprender por qué subimos y revalorizamos un 0,9% los salarios de los empleados públicos o por qué vamos a actualizar los salarios de convenio y dejamos fuera a ese 1,5 millón de trabajadores que más lo necesita”, ha remarcado.

También ha aprovechado para explicar que el SMI tiene un plazo de un año y que si el Gobierno no llega a haber prorrogado ayer la cuantía de 950 euros vigente a día de hoy, lo que hubiese pasado el 1 de enero es que España se hubiese quedado sin salario mínimo y “cualquier empresario podría determinar una bajada de salarios para sus trabajadores”.

Gracias a la prórroga, se ha “protegido al país y hemos determinado que España continúa con un SMI”. “Esto es lo que hizo el año pasado la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, prorrogó la cuantía y cuando llegó el Gobierno de coalición yo emprendí una negociación y se subió el SMI”.

“El SMI no solo es una variable de fijación de salarios, es una variable económica que tiene enorme trascendencia. Congelar sería que yo dicte un decreto que diga que la cuantía de revalorización es cero y esto no es lo que se ha hecho. Hemos garantizado que a partir del 1 de enero de 2021 España continúa con una SMI prorrogado y que continúa la mesa de negociación del diálogo social”, ha explicado.

El Gobierno, empresarios y sindicatos volverán a reunirse el 8 de enero para abordar el salario mínimo y también lo que pasa con los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE).

NO AGOTAR LOS PLAZOS.

En esta línea, ha afirmado que le gustaría que en esta negociación, para prorrogar los ERTE, que finalizan el 31 de enero, le gustaría que no se agotasen los tiempos. “Yo misma pedí en Baleares que se cerrase la anterior negociación el 15 de septiembre y se cerró la negociación en las últimas horas del último día que se tenía de plazo”, ha recordado.

En esta ocasión, Díaz ha señalado que volverá a pedir a todos los integrantes de la mesa de negociación que no se lleve el diálogo a más allá del 15 de enero. Según la ministra, “hay experiencia acumulada respecto a los mecanismos de protección y me parece que, por el bien del país, hay que hacer eso” (cerrar la negociación el 15 de enero).

Sobre ERTEs, ha dicho que estos están funcionando muy bien y que se ha dotado de una enorme flexibilidad, pero que le gustaría pedir que haya más simplicidad, “si es posible”.

Fuente: Cinco Días