BBVA estudia el cierre de entre 500 y 600 oficinas en España junto al ERE

BBVA estudia el cierre de entre 500 y 600 oficinas en España junto al ERE

El segundo banco español podría duplicar o triplicar el ritmo de cierre de sucursales para adaptar su red al ERE y a las nuevas condiciones del negocio

Alos pocos meses de ser nombrado consejero delegado de BBVA, Carlos Torres, hoy presidente, hizo unas declaraciones que cayeron como una bomba en el segundo banco español. Señaló en un acto privado que sobraban dos tercios de la red a largo plazo. Desde entonces —principios de 2016—, la entidad ha cerrado 1.320 sucursales, un tercio de las que tenía entonces, y va camino de acelerar el ritmo en los próximos meses. Fuentes financieras consultadas por El Confidencial señalan que el grupo vasco está estudiando cerrar entre 500 y 600 oficinas en España durante 2021, casi una cuarta parte de su red comercial, formada por casi 2.500 sucursales.

Desde BBVA, se ciñen a las declaraciones que hizo su consejero delegado, Onur Genç, en la presentación de resultados anual: “Evaluamos todas las alternativas” y “definiremos un plan con medidas que empezará a implementarse, previsiblemente, en el primer semestre”. Este repliegue comercial coincidirá con el expediente de regulación de empleo (ERE) para unos 3.000 empleados que la entidad prevé negociar con los sindicatos a corto plazo, como adelantó ‘Expansión’. Este recorte supone en torno a un 10% de la plantilla y había sido sugerido por diversos bancos de inversión desde que BBVA rompió las negociaciones de fusión con Sabadell.

Ajuste más suave en plantilla

La entidad siempre ha ido más lenta en el ajuste de plantilla que en el de oficinas. Si durante la etapa de Torres en la primera línea directiva se ha clausurado un 35% de las sucursales, el ajuste de empleados ha sido de apenas el 11%, que con el ERE se irá al 20%. BBVA se había mantenido en los últimos años con un ritmo anual de 1.000 prejubilaciones y de cierre de unas 200 oficinas. De hecho, este año ya ha anunciado la clausura de 116 sucursales, como publicó ‘El Economista’.

Uno de los retos del banco presidido por Torres en este nuevo plan de ajuste será lidiar con unos sindicatos que hasta ahora habían logrado que BBVA fuera de las pocas entidades en no poner en marcha un ERE. El cierre de entre un 20% y un 25% de las oficinas que estudia el banco responde a la nueva realidad con que se han encontrado las entidades desde la crisis del covid-19. Por un lado, sus clientes han acelerado su aprendizaje digital, con lo que se han frenado las visitas a las sucursales. Y, por otro lado, la crisis del negocio financiero los presiona para recortar costes con los que compensar los menores ingresos. Santander ha sido hasta ahora el que más ha acelerado en planes de ajustes, con un ERE para 3.572 empleados y el cierre de 1.033 oficinas, en torno a un tercio de su red. Se espera que CaixaBank y Bankia superen estas cifras, y el resto de grupos tiene algún plan en marcha o prevé hacerlo a corto plazo.

Fuente: El Confidencial

Abrir chat
Consúltanos. Respuesta inmediata